A Negueruela no le gustaba la plantilla del ascenso

El 28 de julio de 1983, el CD Logroñés presentó su plantilla para la próxima temporada con las novedades de Casado, Noly, Rodolfo, Salvador, Echevarría y Rus: los fichajes que hizo Delfín Álvarez, tras ser renovado como entrenador por Cesáreo Remón una semana antes de que este dejara la presidencia. “Las altas, bajas y retenciones las daré yo”, había dejado muy claro el dirigente en su despedida el 23 de junio.

En aquellos días, el técnico ya explicaba que, “aunque los directivos se van, quieren dejar hecho un equipo para el año que viene y mi única condición ha sido la de que podamos fichar a cuatro o cinco jugadores para luchar por los puestos de ascenso” a Segunda División. “La plantilla la hicieron Delfín y mi padre”, me confirma César Remón. “A Joaquín Negueruela no le gustaban nada los fichajes, ni tampoco el entrenador”.

“Nadie (de nosotros) ha roto una lanza por el entrenador; es cierto”, reconoció Negueruela el 30 de agosto, tras quedarse como único candidato, al ser rechazada la alternativa de Pepe Rudíez. Además, argumentó que los jugadores que iban a incorporarse le parecían “caros”. Cada uno de ellos rondaba el millón de pesetas (6.010,12 euros). “El delantero (por Rus) puede que pase un poco”, apuntó Delfín Álvarez.

El 29 de julio, en la asamblea del club, Negueruela había tratado de impedir los fichajes y presionó para que no se le autorizara al presidente en funciones, Juan Jimeno, a firmar los contratos, pero se quedó en fuera de juego. Los socios dieron carta blanca para ultimar los fichajes con 29 votos a favor, dos en contra y diecisiete abstenciones. Esa plantilla fue la que lograría el ascenso a Segunda el 27 de mayo de 1984.

Comentarios

el blogroñés 19 de julio de 2019
Cesáreo Remón fichó a Delfín Álvarez como entrenador del CD Logroñés en marzo de 1983, tras la destitución de Uribarri, pero su intención inicial era haberle contratado para la temporada 1983-1984, “siempre y cuando saliese elegido otra vez el actual presidente”, como desveló el técnico el 25 de junio. Luego, tuvo que adelantar su fichaje.
el blogroñés 19 de julio de 2019
“Si los que salgan no están a gusto conmigo, me iré y se acabó”, dijo Delfín Álvarez el 25 de junio de 1983, antes de conocerse el nombre del nuevo presidente del CD Logroñés. Tras la elección de Negueruela y su visto bueno a la plantilla, el técnico admitió que no se habría quedado aquí, “si no hubiese podido ficharles” (por los jugadores propuestos).
el blogroñés 19 de julio de 2019
Antonio Fernández ‘Tono’, quien renunció en el último momento a ser candidato a la presidencia del CD Logroñés, tampoco era partidario de renovar a Delfín Álvarez. “El Logroñés necesita un entrenador de mayor nivel”, había dicho, antes de proponer como nuevo técnico a José Antonio Saro, que entonces dirigía al Ferrol, de Segunda División B.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme