Las concentraciones en ‘Villa Iregua’ con el Mere

Hermenegildo García ‘Mere’, leyenda de la hostelería local e Insignia de San Bernabé 2014, nos recuerda que, a caballo entre los años 60 y 70, el Restaurante Villa Iregua era el lugar habitual de concentración de los jugadores del CD Logroñés antes de los partidos de casa, mientras él regentaba, junto a Agustín Cañas, el bar que había allí. “Fue una época gloriosa, con el ascenso de nuestro equipo a Segunda División”, evoca.

“Era el sitio ideal por su tranquilidad y proximidad a Las Gaunas”, me cuenta Amantegui desde Pamplona. “Había un menú que era siempre similar: consomé de pollo, merluza y un buen solomillo. Como había tiempo hasta el partido, jugábamos a las cartas, bien al tute o al mus. Después, una charla del míster Galarraga. Buena camaradería siempre. Mucha amistad entre los jugadores. Nos dio muy buenos resultados”.

“El primer lugar que eligieron para las concentraciones fue el Café Los Leones”, me apunta Belaza. “Íbamos después de comer e imagínate el barullo que había. Entonces pensaron que era mejor el Restaurante San Remo, pero yendo a comer ahí. Siempre estaba lleno y necesitábamos paz. Y en esas se les ocurrió lo de ‘Villa Iregua’. Estábamos solos, pero el ‘Mere’ es muy dicharachero y nos contaba unos chistes buenísimos”.

“Recuerdo que, en la comida”, me comenta Antonio Villanova desde Zaragoza, “Galarraga nos ponía una pastilla de vitamina c (Redoxon) en el agua”. “Eran unos campeones”, cierra el ‘Mere’. “Solían venir a las diez de la mañana, oían misa en el comedor grande y ahí estaban hasta la hora del partido. Ni Agustín ni yo cobrábamos un duro, pero Cesáreo Remón tenía detalles y solía darnos un sobre a finales de año”.

 

Comentarios

el blogroñés 5 de diciembre de 2019
El ‘Mere’ estuvo al frente del bar del Restaurante Villa Iregua durante doce años (1964-1976) y, luego, regentó la Taberna de Mere hasta 2003. Este fue “un espacio acogedor, entrañable y, sobre todo, mantenido por un logroñés singular”, según Eduardo Gómez. “Un gran profesional del sector, de los que ya no quedan”. “Un personaje irrepetible”.
el blogroñés 5 de diciembre de 2019
Gran aficionado al fútbol, el ‘Mere’ ha atendido al otro lado del mostrador de su bar a infinidad de jugadores del CD Logroñés, de los que recuerda con especial cariño a Zubillaga, Belaza, Arrieta, Berasategui, Labernia, Soroa u Ondarru. “Pon también a Ocio, Hidalgo, Vicente Nájera, Manolo Villanova, Lotina… Eran unos campeones”.
el blogroñés 5 de diciembre de 2019
En una de las concentraciones de ‘Villa Iregua’, Galarraga descubrió que el camarero que atendía a los jugadores del CD Logroñés mientras jugaban a las cartas, solía traerle a Belaza media tacita de coñac. “Olió la taza y me preguntó si lo tomaba a diario”, me cuenta. “’Sí’, le respondí. ‘Pues, siga haciéndolo, que, por lo visto, mal no le hace’”.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme