Hidalgo: “No había defensas tan hábiles como Arandia”

Antonio Hidalgo, mítico jugador del CD Logroñés, que actualmente es presidente de la Asociación de Veteranos, coincidió en nuestro equipo con Juan Arandia, que hoy cumple 83 años, durante las cuatro temporadas que ambos jugaron aquí (1962-1966). “No había defensas tan hábiles como él entonces”, me cuenta. “Para ser central, tenía una gran habilidad dándole toques al balón sin que se le cayera al suelo”.

Y es que la imagen que guarda de Arandia no es la del típico defensor de patadón para arriba y que no suele complicarse, sino la de quien le gustaba salir con la pelota bien controlada desde atrás. “Recuerdo que rivalizaba con nosotros y nos superaba muchas veces. Era muy técnico, muy habilidoso…; era un buen futbolista. Solo he visto a dos defensas con tanta calidad: Paco Vallejo, que jugaba en el Zaragoza, y él”.

Sus vidas se cruzaron en los años 60. “Fichamos por el Logroñés a la vez”, me dice con el retrovisor puesto. “Él vino procedente del Izarra de Indauchu y yo, de Zaragoza, pero comíamos y cenábamos juntos en ‘La Chatilla’ y los dos vivíamos de patrona en la calle San Juan, número 9. Hicimos una amistad tremenda y seguimos siendo grandes amigos. Siempre juntos. ¡Hasta conocimos a nuestras novias casi a la vez…!

“Fíjate, yo le presenté a la que hoy es su mujer. Éramos los guaperas del equipo. El resto era de vinos y bodega; de chicas, nada”, me comenta con una sonrisa. “Nosotros teníamos éxito y nos las repartíamos. Un día, conocí a unas chavalas muy majas en el ‘Ibiza’. Me fui a por la rubita y le dejé a la morena: la más alta. Al día siguiente, me dijo que le gustaba la rubia y, mira, se casaron, tuvieron tres hijos y han sido muy felices”.

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme