“La unión fue la clave del ascenso”, afirma Moncaleán

Hace 33 años, tal día como hoy, el CD Logroñés consiguió el ascenso a Primera División ante el Valencia (1-0) con Agapito Moncaleán (Monki) bajo los palos. “Tengo un recuerdo muy bonito de ese día”, me cuenta desde Santa Cruz de Bezana (Cantabria). “Había un ambientazo en Las Gaunas y mucha confianza en los jugadores en que íbamos a lograr nuestro objetivo. Estábamos convencidos de que no se nos escaparía”.   

¿Por qué?, le pregunto. “Se notaba mucho en el ambiente”, dice. “El equipo estaba en una dinámica muy positiva, con un vestuario unido y una gran conexión con la afición. Los jugadores teníamos muy buena relación y nos juntábamos a comer con nuestras familias los días libres. Y los aficionados estaban muy ilusionados. Ese campito metía presión al contrario y nos daba alas a nosotros. La unión fue la clave del ascenso”.

“Nuestro equipo era muy fuerte; estaba muy unido y eso se reflejaba en el campo”, continúa diciendo. “Yo era el portero suplente y tuve que sustituir a Huguet por lesión (a partir de la jornada 28ª). Fue un poco complicado. La gente se había hecho a él y existía cierta desconfianza hacia mí. Enseguida me di cuenta de ello. La portería había estado bien cubierta y no sabían cómo iba a responder tras tanto tiempo sin jugar”.

Sin embargo, estuvo muy bien bajo los palos durante la segunda vuelta de la Liga y el ‘play-off’. “Fue mérito de todo el equipo, no solo mío”, apunta. “Esa temporada fue muy bonita. Creo que la recordamos todos con mucho cariño. También fue muy bonita la acogida que tuvimos al regreso de Alicante, con la caravana que se formó a las afueras de Logroño. Son recuerdos para toda la vida; son recuerdos imborrables”.

 

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme