Muere Miguel Ángel Viguera, exjugador del Promesas

Miguel Ángel Viguera, hermano de Santi Viguera y jugador del CD Logroñés Promesas en la temporada 1978-1979, falleció ayer a los 62 años. Empezó en el Berceo, para pasar en edad juvenil a formar parte de la plantilla de la Real Sociedad, habiendo jugado cedido en el Sanse juvenil, Elgóibar y Donosti. En verano de 1978, estuvo a prueba en el Logroñés y, tras ser descartado, se enroló en las filas del filial blanquirrojo.

Su principal objetivo era “demostrar que valgo para el fútbol jugando en el equipo de mi tierra”, según sus propias palabras. Sin embargo, no tuvo demasiada suerte, pues aquí disputó algún partido amistoso con el Logroñés durante la pretemporada e incluso marcó un gol de cabeza en Pradejón (1-6) el 14 de septiembre de 1978, pero, finalmente, no entró en los planes del entrenador Luis Aloy para la Segunda División B.

Jugaba de delantero. En infantiles, lo hizo de defensa central y también en el centro del campo. Luego, en el Donosti solía ocupar la posición de media punta. Era un valor de la cantera riojana y continuó su carrera en el Logroñés Promesas, dirigido por Nano Ramos, pero “jugó poco”, me cuenta su primo Felipe Royo, y, durante un entrenamiento, “tuvo una lesión grave de fémur con rotura”, que cortó su progresión con 20 años.

A raíz de eso, cambió de rumbo y dirigió sus pasos hacia el balonmano: “lo que realmente le gustaba”, me cuenta Javier Zubillaga, “y, además, fue un buen portero”. “Era un chico muy bueno”, me apunta Nano Ramos. Manolo Villares lo describe como “buen compañero y buena persona”. “Muy buena persona”, me insiste Zubillaga. Gran aficionado al golf, estaba dedicado al mundo de la empresa. Descanse en paz.  

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme