Arandia: un pilar básico del Logroñés

Juan Arandia Uriarte, conocido en el mundo del fútbol como Arandia, fue un pilar básico del CD Logroñés en los años 60 y 70, cuando estuvo vinculado al club trece temporadas: cuatro como jugador (1962-1966), en una época de esplendor con el ascenso a Segunda División, y, luego, nueve como entrenador; siete de ellas del equipo juvenil (1967-1973 y 1978-1979) y dos del Promesas (1973-1975), formando a la cantera.

Nació en Basauri (Vizcaya) el 5 de junio de 1937 y comenzó jugando en el Firestone. Posteriormente, fue al Basauri BEA y, luego, dio el salto al Padura. Tras hacer el servicio militar en Sidi Ifni (Marruecos) y probar con Las Palmas de Primera, volvió a casa y fichó por el Izarra, antes de recibir la oferta del Logroñés. Aquí jugó 73 partidos y marcó cuatro goles. Fue el jugador más caro, con 250.000 pesetas (1.502,53 euros) de ficha.

Era un defensa central de gran planta (1,82 metros de altura) y bien dotado técnicamente, aunque algo duro de cintura, que sabía sacar el balón controlado y jugado. Tenía ‘una seguridad y una potencia de despeje francamente convincentes’, según la prensa. Tras el ascenso, jugó un año en Segunda y, después, fichó por el Calahorra, donde, a los 30 años, tuvo que colgar las botas por una doble lesión de menisco.

Nada más retirarse, comenzó a ejercer de entrenador de los juveniles del Logroñés y, más adelante, pasó al Promesas, estando en total nueve temporadas sacando jugadores. “Fue quien más me enseñó los valores del fútbol, el respeto, la camiseta, la responsabilidad…”, en palabras de Paco Sanz. También dirigió la selección riojana sub-17 (1994-1995). Hasta los 80 años jugaba a pala dos días por semana. Fue visitador médico.

Comentarios

el blogroñés 15 de junio de 2019
Mientras Arandia jugaba en el CD Logroñés en Tercera División, el Reus de Segunda pretendió su fichaje y le ofreció una jugosa cantidad de dinero, pero el club lo impidió al acogerse al derecho de retención y prorrogarle el contrato por la fuerza, incrementando el 10% de su ficha. El jugador se declaró en rebeldía y consiguió un aumento del 20%.
el blogroñés 15 de junio de 2019
El 17 de febrero de 1975, Arandia presentó su dimisión como entrenador del CD Logroñés Promesas por discrepancias con el presidente José Luis Lázaro, pues, a su juicio, había un “abandono total” de la cantera y, además, “al estar todo apalabrado con Eloy Lafuente (técnico del equipo juvenil) para que fuera esta misma temporada entrenador”.
el blogroñés 15 de junio de 2019
Una vez que dejó el fútbol activo, Arandia estuvo jugando con los veteranos del CD Logroñés hasta los 55 años, disputando su último partido en Labastida (Álava) ante el Alavés. El 24 de noviembre de 1992, fue uno de los fundadores de la Asociación de Veteranos del Logroñés, junto a Arnedo, Ortigosa, Hidalgo, Rituerto, Eraso, Paco Sanz o Alcalá.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme