Hugo: un buen jugador con mala suerte

Carlos Hugo Porres Villanueva, conocido en el mundo del fútbol como Hugo, fue un interior izquierdo con gran dominio del balón y buen olfato de gol, que jugó en el CD Logroñés en los años 70 y contribuyó al ascenso a Segunda División B. Era “el más listo de la plantilla”, según Arriarán, pero tuvo mala suerte, con dos lesiones de clavícula, una en el codo y otra en el tobillo, que le impidieron desarrollar su potencial.

Nació el 16 de abril de 1955 en Montevideo (Uruguay), pues ahí había emigrado su padre, el jugador y entrenador Jaime Porres, por motivos de trabajo, pero reside en Logroño desde los 8 años. Empezó a jugar en el Balsamaiso y destacó en la selección navarra juvenil, hasta que pasó al Logroñés Promesas en la temporada 1973-1974, siendo el máximo goleador, con 19 tantos, y el mejor jugador de la Primera Regional.

Era “un jugador de zancada fácil y de buenas condiciones”, en opinión de Arandia, que debutó en el Logroñés el 28 de abril de 1974 en la 34ª jornada de Liga. Aquí jugó cinco temporadas (1973-1976 y 1977-1979, con el parón del servicio militar en Tenerife), disputó 86 partidos y marcó doce goles. Interior zurdo que se adaptaba a jugar de delantero centro, era ‘un jugador fino y peligroso’, según la prensa. ‘Muy batallador’.

El 26 de octubre de 1974, en un salto con Cordón en un entrenamiento, sufrió una fractura de clavícula, que se le reprodujo el 4 de enero de 1975. Luego, tuvo una lesión de cúbito y radio en 1976 y otra de peroné en 1978. Tras dejar el Logroñés, jugó en el Calahorra, Mirandés y, otra vez, Calahorra, donde colgó las botas en 1986. Trabajó de carrocero y es entrenador. Ascendió al Varea a División de Honor juvenil en 2004.

Comentarios

el blogroñés 28 de diciembre de 2019
El Barcelona se interesó por Hugo en su etapa juvenil del Balsamaiso y, luego, tras su paso por el CD Logroñés y mientras jugaba en el Calahorra, el Osasuna, pero fue descartado por Pepe Alzate. “Distribuye bien el juego”, decía su padre acerca de él en 1974; “ve la jugada, dirige bien el disparo con dureza, buscando los ángulos con intención”.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme