Ordoqui: un defensa polivalente y muy regular

Julián Ordoqui Fagoaga, conocido en el mundo del fútbol como Ordoqui, fue un defensa polivalente, que podía jugar tanto de central como de lateral, y el jugador más regular del CD Logroñés durante la temporada 1982-1983, según una votación que hizo la prensa deportiva. “Un hombre clave”, a juicio de Pedro María Uribarri. “Un gran futbolista”, en opinión de Delfín Álvarez. Aquí disputó 45 partidos y logró cinco goles.

Nació en Lesaka (Navarra) el 5 de mayo de 1959 y comenzó a jugar en la cantera de la Real Sociedad. Fue internacional juvenil y, tras su paso por el Sanse, donde coincidió con Zubillaga, llegó al Logroñés, en el que estuvo un año en Segunda División B. Enseguida se hizo con un puesto fijo en el equipo titular, porque era un defensor “contundente y seguro”, según Tomás Santos, pero con gran facilidad para sumarse al ataque.

En palabras de Uribarri, era “un jugador base, que sabe el oficio, tiene unas condiciones estupendas y altura” (1,81 metros), y que actuaba con solvencia en la banda izquierda. Delfín Álvarez lo puso de central y también dio gran resultado. Prueba de ello es que fue premiado por la prensa por su rendimiento y constancia. “Bien cuando juega como central y muy bien cuando lo hace en el lateral”, escribió Tomás Santos.

Al término de esa temporada, fue traspasado al CD Tenerife, que dirigía entonces José Ramón Fuertes. En 1985 pareció que iba a volver al Logroñés, pero fichó por el CDE Sabadell, viviendo allí días de gloria, pues subió a Primera, junto a Uribarri, y jugó 20 partidos de Liga en la máxima categoría. Se retiró en el CD Maspalomas en 1990, a los 31 años. Montó varios negocios y, luego, trabajó de comercial. Reside en Lesaka.

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme