figura

Hugo: un buen jugador con mala suerte

Carlos Hugo Porres Villanueva, conocido en el mundo del fútbol como Hugo, fue un interior izquierdo con gran dominio del balón y buen olfato de gol, que jugó en el CD Logroñés en los años 70 y contribuyó al ascenso a Segunda División B. Era “el más listo de la plantilla”, según Arriarán, pero tuvo mala suerte, con dos lesiones de clavícula, una en el codo y otra en el tobillo, que le impidieron desarrollar su potencial.

figura

Simarro: preparando el salto a Primera

Juan Manuel García Simarro, conocido en el mundo del fútbol como Simarro, fue un extremo izquierdo rápido y habilidoso con el balón que jugó en el CD Logroñés la temporada 1972-1973 y que, luego, dio el salto a Primera División al fichar por el Zaragoza por 1.500.000 pesetas (9.015,18 euros), siendo subcampeón de la Liga 1974-1975 y jugando la UEFA y una final de la Copa del Generalísimo con el conjunto aragonés.

figura

Nano Ramos: una vida en blanco y rojo

Fernando Ramos Casado, conocido en el mundo del fútbol como Nano Ramos, lo fue todo en el CD Logroñés entre los años 60 y 90: jugador, entrenador (desde el juvenil al primer equipo en Primera División), coordinador del fútbol base, secretario técnico y director deportivo. Era ‘un hombre del club’, según la prensa; ‘decisivo en los momentos más difíciles’ y que acompañó a nuestro equipo desde Tercera hasta la élite.

Buscar

Archivo

Sígueme