figura

Torre: en todos los sitios

José Luis Torre García, conocido en el mundo del fútbol como Torre, fue jugador del CD Logroñés una única temporada (1979-1980), pero dejó huella porque era ‘un peón de brega incansable y trotón’, según la prensa, lo que le convirtió en ‘un hombre insustituible’ en nuestro equipo por ‘su constante batallar y estar en todos los sitios tapando huecos’. Aquí disputó 47 partidos (solo se perdió el de Huesca) y marcó 11 goles.

figura

Marcos: el ocaso de una estrella

Marcos Alonso Peña, conocido en el mundo del fútbol como Marcos, fue un excelente delantero que triunfó en el Atlético de Madrid y el Barcelona en los años 80, siendo internacional absoluto en veintidós ocasiones. En enero de 1990, a sus 31 años y cuando había disminuido su rendimiento, fichó por el CD Logroñés y aquí solo jugó ocho partidos. Fue el ocaso de una estrella, que ya había dejado de brillar y se apagó. 

figura

Peche: entre goles y leyes

Eduardo Peche López, conocido en el mundo del fútbol como Peche, fue un ‘peligroso extremo derecho’, según la prensa, que, a raíz de su fundación, jugó en el CD Logroñés en los años 40 y que contribuyó al primer ascenso de nuestro equipo a Segunda División en 1950. Tras lograrlo, a sus 32 años, se retiró para dedicarse a la abogacía. Gozó de gran prestigio profesional y fue secretario general del club (1954-1956).

Buscar

Archivo

Sígueme