Un punto de oro en el estreno de Nano Ramos

El 26 de marzo de 1989, el CD Logroñés defendió con eficacia el resultado inicial de empate a cero frente al Osasuna en El Sadar y arrancó “un punto de oro”, en palabras de Tomás Santos, con motivo del estreno de Nano Ramos en el banquillo blanquirrojo, junto a Lotina y Gilabert. Alzamendi tuvo en sus botas una buena oportunidad para marcar un gol, pero se escoró demasiado y disparó al lateral de la red.

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme