El Logroñés se convierte en sociedad anónima

El 29 de junio de 1992, tal día como hoy hace 28 años y en cumplimiento de la Ley del Deporte, el CD Logroñés se convirtió en sociedad anónima deportiva (SAD). Ante la negativa del Gobierno de La Rioja a formar parte del capital social, Marcos Eguizábal tuvo que aportar 403.750.000 pesetas (2.426.586,37 euros), lo que equivalía al 81,95% de las acciones, “para que el equipo no desapareciera”. “Me han dejado solo”, dijo.

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme