José Augusto: “Eguizábal no entiende de fútbol”

El 21 de diciembre de 1994, tal día como hoy hace 27 años, el portugués José Augusto se estrenó en el banquillo del CD Logroñés en Oviedo (1-0). Era el tercer entrenador en lo que iba de temporada, pero, dos meses después, fue destituido tras una victoria, un empate y ocho derrotas. “(El presidente Marcos) Eguizábal no entiende de fútbol y, aunque le disculpemos, no podemos olvidarlo”, me dijo el 23 de febrero de 1995.

Aquí vino a sustituir a Fabri González, que estuvo al frente de la plantilla 23 días, pero no pudo enderezar el rumbo del equipo (colista de la Liga de Primera División, con 8 puntos). Del portugués afirmó Eguizábal en su presentación que era el entrenador “definitivo” y, cuando se desataron los nervios en la grada por los malos resultados, declaró que “destituirle sería una tontería”. Lo dijo el 6 de febrero de 1995 y lo echó el día 21.

“El equipo estaba en una posición dificilísima y el presidente no me ha apoyado, después de haberme prometido fichajes”, me contó José Augusto con amargura tras su despedida de la plantilla, cuando yo trabajaba en el diario ‘El Correo’. Por ello, decía irse “defraudado” y pensando en que le había perjudicado el hecho de que Eguizábal no supiera de fútbol y estuviera muy mal asesorado por sus colaboradores.

“Solo le he visto una vez en un partido”, me comentó. “Tampoco viene a los entrenamientos, tampoco apoya… ¿Qué va a saber entonces? Dice lo que le han dicho. Es una pena que no sea un hombre de fútbol, porque el Logroñés es un gran club y tiene una afición extraordinaria”. El resto de la historia es de sobra conocido y no tiene un final feliz: dos entrenadores más (Antonio Ruiz y Rubén Galilea) y descenso a Segunda.

Comentarios

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme